domingo, 29 de mayo de 2011

Ahora en Blog y adicionado con Fierro.

Auuuuuuuuuuuuuuuuu! y empieza  sonar mi estimadísima y emblemática 20 CENTURY BOY por T REX.

Me pareció adecuado iniciar este Blog con el recuerdo de sonidos harto gratos para contrarrestar el sonido de las mentadas de madre que espero recibir por escribir las amenas pendejadeces que escribo y con las que he molestado a mucha gente masoquista que inexplicablemente me ha pedido que continúe tecleándolas a pesar de mi misoginia, mi misantropía y misinflamados tanates.
Han de entender, estimados lectores, que como una entidad urticante y con un insomnio irreductible, tiendo a tener demasiado tiempo para reparar en cosas que quizá muchos tengan en la cabeza y no cuenten con el tiempo para escribir o que de plano se averguencen de escribir por caer en cuenta de que efectivamente son pendejadas, pero ¡carajo! si estamos viviendo en un mundo en el que  se muestra cómo hacer una bufanda con un telar casero tiene 319305 vistas, no podemos sino concluir que el concepto de "pendejada" se ha vuelto sumamente relativo.

Digo, se respeta a los aficionados del tejido tanto como se pudiera respetar al engendro que agarra una cámara y se filma pidiendo a punto de llanto que dejen de molestar a Britney Spears, pero eso, más que desacreditar lo que trato de decir, establece un paradigma que ya deberíamos asumir como el subconsciente colectivo lo ha hecho: la pendejez de una persona es la religión de otra.

No es que el mundo se haya vuelto más pendejo ni que los pendejos del mundo estén heredando la tierra como señal del próximo Apocalipsis, sino que  las ideas, independientemente de su virtuosismo, están convergiendo en un maravilloso punto "G" que se llama internet y eso, más que causar temor en la raza debería de causar un éxtasis de tecleados pegajosos.... Después de todo... ¡TENEMOS PORNO GRATIS!

Ejm.  Dejando los apetitos carnales que invaden al que escribe, lo cierto es que debemos afrontarlo: Aún en los tiempos de la Grecia clásica con sus grandes filósofos y sus grandes puterías, siempre hubo un pendejo del pueblo y es más, estoy dispuesto a apostar que por cada  Aristóteles o Ptolomeo debió haber habido por lo menos doce docenas de briagos con sus propias teorías del conocimiento, la anamnesis y la ética nicomaqueíca pasada por Uzo y que para terror o gracia de las generaciones venideras (porque ah cómo se vinieron las generaciones posteriores) se quedaron en la letrina comunal o lo que sea que hayan usado los del Peloponeso para matar la peda.

Sé que normalmente mis escritos tienden a sacar a relucir lo que está jodido de nuestra sociedad pero en este caso, quizá porque estoy descubriendo lo chingón que es escribir en un medio en el que el que lee puede tener acceso al material referencial que uso (si le dan click a las letras de color distinto verán los videos o materiales que voy mencionando)  o quizá porque puedo distraerme con paginas porno mientras pienso qué mas escribir, planee hacer esta bienvenida al blog que leen un tanto distinta, pero la verdad es que no pude  y es que a pesar de la maravilla que es Internet, y aunque podamos decir que después de más de dos mil años de convivencia la humanidad por fin encontró un medio por el cual hasta el más pendejo y vicioso de la casa puede expresar lo que quiere decir y puede usar todo lo que sus antecesores dijeron para hacerlo,  la raza, no la raza, la bola, esa configuración amorfa en la que nos convertimos cuando nuestros temores se confabulan con nuestra hueva de tomar responsabilidad por nuestras acciones, insiste, chinga y jode con meter restricciones a los contenidos de este nuevo punto G de la información.

Imagino que es parte de la naturaleza humana el ponerle un cinturón de castidad a la virgen dispuesta a explorar sus cositas y es que bueno, como padre de la doncella, nunca se desea vender su virtud barata o de plano darla de a gratis... ¡¿Qué van a decir los Limantour?!

Las políticas de Youtube, por ejemplo, hacen posible retirar de la red un video que, aunque sea original y se proyecte sin fines de lucro,  tiene "contenidos" (música, sonidos o imágenes) usados sin la autorización de su creador  aún y cuando ese creador no haya tenido jamás la idea de usar su o sus "contenido(s)" como se le ocurrió al que hizo el video original... Coño si el cabrón no esta ganando ni un peso... ¿que te quita a ti hacedor de contenidos "originales"?  Uuuuy pero no le digan eso a las sociedades de gestión colectiva que son las entidades que subsisten de  cobrar las regalías de uso no autorizado de "contenidos" porque uuuuuuy.

Cierto, ni cómo culpar a Youtube por la aplicación de esa política porque finalmente antes de subir un video, afirmas estár de acuerdo con la política mentada... Pero el punto es... ¿Por qué la discolidad? ¿Por qué la mentalidad de padre de la edad media? ¿Qué sigue? ¿Exigir el derecho de pernada y pedir mano con las doncellas de nuestro feudo?  Buena analogía para varios "derechos de autor", pero eso mejor lo dejamos para otra ocasión.

El punto es que entre los que se ganan una lana por las regalías de los dichosos contenidos y los padres de familia webones que dejan solos a sus hijos frente a la computadora pensando que la máquina los va a cuidar a educar y hasta a cambiarles el pañal, la iniciativas para establecer medios para restringir lo que vemos en Internet, cada vez cobran más fuerza a pesar de que el grito de guerra de nuestra sociedad actual es, supuestamente,  "libertad o muerte"... Mis güebos que.

Yo no puedo presumir de ser liberal o liberaloide. La neta le sigo diciendo "viejas" a las viejas ("borads" to all femmes... know q' cest' q' di?) , me tomo la chela en botella, y sigo pensando que decirle "negro" a alguien de piel oscura no es pecado (¿que acaso yo voy a invocar la ira de Dios en el que me diga "orejón" cuando mis orejas tienen mas envergadura que mi... ejem), pero recuerdo que mientras hacía mi tesis de licenciatura (que también tenía algo que ver con la "libertad de expresión") me encontré una frase que decía algo así como "puedo no estar de acuerdo con lo que digas, pero pelearía hasta la muerte por tu derecho a decirlo".

Estoy absoluta y totalmente en contra de la pornografía infantil y de los cabrones que pretenden retacarle cochinadas al sexo de alguien que no tiene ni la más puta idea de que le están taladrando la inocencia con una cámara, pero ese soy yo, y personalmente, si tuviera los medios a mi alcance, iría a romperle la madre al cabrón que hiciera un video porno con chavitos aún y cuando me guste el porno (no todos los tipos de porno mind you).   Aún así, reconozco el derecho de quienes expresan su gusto y predilección por esas chingaderas.  Ojo: no estoy diciendo que estoy apoyando a quienes lo hacen porque finalmente la tolerancia, como todo, tiene límites y como dije, para mi, los cabrones que están de acuerdo con esas monstruosidades deben ser por lo menos madreados, pero de decir lo que quieran , señores, deben tener el derecho de decir lo que quieran.... "Piedras y palos" es lo que nos jode y nos hace libres.

Si los "antropoides" "hijoseputa" "ganosos por su propia hija" quieren subir al Internet sus justificaciones para sus cochinadas, pus muy su jodido pedo con sangre, y si quieren subir sus videos, pues muy su riesgo de que las autoridades se los chinguen por hacer algo que no tiene que ver con la expresión de ideas sino con fastidiarle la vida a un chavito. Aquí si es necesario hacer la distinción que el hipotético Platón hizo sobre las ideas y la realidad en la caverna.  No es lo mismo hablar de algo que hacerlo.

Los poetas malditos no fueron ni tendrían por qué ir a la cárcel por divulgar lo que pensaban que eran las cosas más atroces que se podrían hacer y el marqués de Sade tampoco debió ir al psiquiátrico por contar las desventuras de la Justine.  Si en realidad se tiraron por detroit a una Justine o tiraron a un infante por la ventana... Eso es harina para otro atole y es que el hacer las cosas que dicen que hicieron o propusieron, no es lo mismo que hacerlas.

Si fuera posible chingarse a le gente por lo que piensa, a mi ya me hubieran chingado más de mil veces por lo que pienso del jefe de gobierno de mi ciudad.

Pero... ¿Qué pasa si para expresar nuestra idea tenemos que usar imágenes, palabras o sonidos que resultan ilegales?

Personalmente creo que. aún y cuando la expresión de las ideas implique cosas tan atroces como la pornografía con personajes de "Plaza Sésamo", debe haber un espacio para hacerse y es que no es lo mismo expresar algo por medio de imágenes  rudas que hacerle chingaderas a Elmo.   Madriza al que le agrande la exclusa al come-galletas, pero al que use las imágenes del come-galletas recibiendo lo suyo... La verdad mas bien ayuda psiquiátrica.

Creo, finalmente que las ideas no tienen precio y que Internet es el único lugar donde podemos compartirlas, así que, además de darles la bienvenida a este espacio que espero sea más suyo que mío, los conmino a divulgar sus ideas, pendejas o no.

Estamos aqui 24 7 y si no.. ahí se arreglan con mi asistente, el ABL.

Y para terminar esta bienvenida, solo me queda decir... "psychokiller quesquesé"




4 comentarios:

  1. ABL (Chalan de Zona)29 may. 2011 20:10:00

    Porque alguien me preguntó:
    Para hacer comentarios hay que picarle a donde dice "comentarios" abajo de la nota. Cuando se abra la ventana con un cuadrito para escribir su comentario les va a aparecer un indicador que dice "comentar como" y ahi pueden seleccionar si quieren hacer su publicación anónima o con un nombre / URL. Si le ponen anónima el amo nunca va a saber quien dejo el comentario, si le ponen nombre.. Pues de todos modos pueden inventar el que quieran.

    ResponderEliminar
  2. Yo creo que es justo que se respeten las ideas de los demás, aunque en estos medios, sobretodo en Twitter que sólo permite
    140 caracteres, lo único que nos queda es entrecomillar acá quotear al autor real y dueño de esa idea,
    palabra o frase que se le adjudica.

    "Internet nos permite hacer parecer que todo es real" -Arquímedes.
    ¿Algo así?

    Yo creo que va más alla de eso, de las reglas que pongan los sitios de acuerdo a sus reglas.

    La responsabilidad de derechos de autor, queda en esto, como responsabilidad nuestra, de los que escribimos y leemos
    en foros, blogs, twitter o donde sea que lo hagamos.
    La responsabilidad de exigir cambios a estatutos ya establecidos, o de mejorar alguna situación incómoda que no nos convenga
    por equis cuestión.

    Internet creo, es responsabilidad de nosotros mismos. Es una posibilidad enorme para encontrar temas, gente, etc. de acuerdo
    a nuestras búsquedas. Si no lo buscamos, no lo vemos, así de simple. Si no lo necesitamos, no lo pedimos.
    Algo así como los barcos de Cristobal Colón en la Nueva España.

    Como responsabilidad mía, leo esto y comento. Pienso que tendrá repercursiones (otros comentarios, espero) de acuerdo o no de
    acuerdo.
    Pero así es esto.

    "Internet es, lo que uno quiera hacer" -Platón.

    ResponderEliminar
  3. Pues como en todo, la libertad de expresión aun en plena evolución y, como en todo también, el dicho “tu derecho termina donde empieza el mio” defiende las mentalidades mas susceptibles a base de la censura dictada por las buenas costumbres de una sociedad de antaño en decadencia.

    Una sociedad que ha ido evolucionando dejando atrás estigmas y paradigmas que fueron aceptados en su época, aunque parecieran aberrantes en la actualidad, dando lugar a permitir exhibir otra clase de irreverentes actitudes.

    Si antes existía acceso discriminado por exponer ideas o exhibirse en libros, publicaciones, teatros, películas, radio y TV, al menos había mayor control. Ahora con la llegada del Internet existe mayor apertura y todo el mundo puede hacerlo sin control alguno.

    En la nueva sociedad de sobrevivencia la soledad y el hambre son canijas pero más el que las aguanta, hasta el más persignado cae de rodillas por salir del closet y lucir su afán protagónico en los foros potenciales de redes sociales, sin importar el precio.

    Como existen victimas hay victimarios, quienes además no contentos de adorar los siete pecados capitales decidieron agregar uno más: el morbo, ó tendencia obsesiva hacia lo desagradable, lo cruel, lo prohibido.

    Ante la perdida de creencias y valores, el crecimiento del hambre y la soledad, cada día hay mas adeptos al morbo decididos a pagar por ello haciéndolo muy productivo y rentable.

    Internet muestra todo eso y más sin importar religión, credo o raza; sin embargo, así como brinda la libertad de expresión también existe el libre albedrío. Si me gusta lo dejo sino le cambio de canal.

    Y como dijo Voltaire: Puedo no estar de acuerdo con lo que usted dice, pero me pelearía para que usted pudiera decirlo.

    Enhorabuena y bienvenido al nuevo Blogger!!

    sigifredoag.blogspot.com

    ResponderEliminar
  4. ok, nombre corregido, ahita, ahita, ahita,

    ResponderEliminar

Tu ya leíste mis pendejadas, ahora dejame leer las tuyas.